¿Cómo RRHH está capacitando a los millennials?

fotoblog

Una de las preocupaciones actuales de los departamentos de Recursos Humanos es la incorporación a la operación de aquellas personas nacidas entre 1982 y el año 2000, mejor conocidas como millennials. Cada día se integran más y más a las empresas estos jóvenes que se destacan por tener ideas distintas acerca de lo que significa una organización o el rol que piensan deberían tener en un equipo. De hecho, de acuerdo a Pwc, para 2020 esta generación ya representará el 50% de la fuerza laboral global.

¿Qué quiere la generación del milenio?

De acuerdo a la Millennial Survey 2017 de la consultora Deloitte, a pesar de que el 31% de los millennials se ve en su trabajo actual dentro de los próximos 5 años, el 38% aún piensa en renunciar en los próximos dos. Como bien sabrás las renuncias suponen gastos considerables para las empresas; Microsoft calculó que los costos de contratación para sustituir a un millennial en una empresa son de $24,000 dólares. Entonces la pregunta es clara: ¿qué ofrecer a los millennials para que permanezcan en tu empresa?

De acuerdo al reporte Millennials at work: Reshaping the workplace de Pwc, la remuneración económica no es su principal aliciente. De hecho el 52% de estos jóvenes empleados busca un trabajo donde puedan desarrollar su carrera profesional, dejando el salario en segundo lugar con 44%; el 31% considera que la capacitación y el aprendizaje continuo son un factor fundamental para permanecer en una organización.

Capacitación y tecnología

Los millennials son la primera generación nativa digital, lo que significa que se adaptan fácilmente a la tecnología y para ellos no representa un punto disruptivo, más bien lo ven como algo cotidiano en sus vidas. Aquí es donde los directores de RRHH pueden apoyarse de ciertas tendencias y herramientas tecnológicas que cumplirán con las demandas generacionales para que ambos obtengan beneficios en materia de capacitación y retención de talento respectivamente.

Conectividad+Movilidad. El 51% de los millennials están siempre o casi siempre conectados a internet y la mayor parte del día es por medio de sus dispositivos móviles. Esta combinación es una excelente oportunidad para abrir la puerta al e-learning y a la flexibilidad que ofrece para la capacitación.

Un millennial seguramente se sentirá entusiasmado de no tener que pasar 8 horas en entrenamiento presencial, y en su lugar tomar el curso cuando más cómodo y relajado se sienta para hacerlo. Las modalidades de consumo de contenido on-demand (como Netflix o Spotify) son muy familiares para ellos. Deja que decidan cómo, cuándo y dónde se capacitarán.

Inspiración social media. Los jóvenes millennials viven para y por las redes sociales como Facebook, Twitter, Youtube, Instagram o Snapchat. Esto no quiere decir que hay que llevar la capacitación a Facebook, más bien es tomar elementos que agradan a esta generación y adaptarlos a los cursos.

Un ejemplo son los micro contenidos. Es común encontrar GIFS, memes, imágenes o videos cortos en las redes sociales, ¿por qué? Son rápidos, memorables y fáciles de compartir. Toma en cuenta esto para la estructura de los cursos. Puedes optar por generar varios módulos breves que pueden ser “consumidos” como si se tratarán de los 140 caracteres de un tweet.

Pequeños premios. Muchos científicos y periodistas han calificado a los millennials como una generación que necesita de un constante reconocimiento. En lugar de ver esto como una desventaja, podrías estar sacándole provecho en su capacitación. ¿Cómo? Con gamification.

Estos jóvenes crecieron con los videojuegos y saben muy bien acerca de la gratificación inmediata que se obtiene al recibir un badge o trofeo por desbloquear un nivel. Integrar estos elementos típicos de un juego a la educación se conoce como gamification y podrías estar usándola en los contenidos de los cursos para mantenerlos motivados.

Los millennials no son tan perezosos o egocéntricos como los medios los hacen ver. Sí, ven el mundo diferente, pero dependerá mucho de sus jefes y departamentos de Recursos Humanos encaminarlos (a su modo tan peculiar) hacia los objetivos de negocio de las empresas.

Analizar a las pasadas y nuevas generaciones nos ayuda a tener una perspectiva de quiénes somos y hacia dónde vamos como sociedad. Para las empresas no debe ser diferente.